DERECHO ROMANO
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

constituciones imperiales

Ir abajo

constituciones imperiales Empty constituciones imperiales

Mensaje  Esbeydi L.G el Jue Sep 22, 2011 9:44 pm

[justify]LAS CONSTITUCIONES IMPERIALES
Después de Septimio Severo los senaconsultos, que llegaron a ser cada día más raros, cesan completamente de nutrir el derecho privado. Ceden el lugar a las constituciones imperiales, es decir, a las decisiones emanadas del emperador.
Las constitucionales más antiguas insertas en las compilaciones de Justiniano datan de Adriano. Pero nos parece cierto. Aunque haya sido discutido, que Augusto y sus sucesores tuvieron también el poder de publicar constituciones obteniendo fuerza de ley, ya que la ley del imperio les confiera el derecho. Los jurisconsultos lo afirman y los textos suministran la prueba. Sin embargo los primeros emperadores usaron raramente de esta prerrogativa, e hicieron, sobre todo, aprobar los proyectos de leyes por el senado. Después, esta formalidad acabo por ser desatendida, y las constituciones imperiales reemplazaron insensiblemente a los senadoconsultos.
Todas las constituciones no tienen el mismo carácter. Se distinguen tres clases: a) los edita, verdaderos edictos publicados por el emperador, en calidad de magistrado, teniendo un jus edicendi. Contenían, en general, las reglas de derecho aplicables a todo el imperio. b) los decreta, decisiones judiciales dadas por el emperador en las causas sometidas a su jurisdicción, en primera instancia o en apelación. c) los descripta, consultas dadas bajo forma se carta a un magistrado (epistola) o de nota escrita debajo de la demanda de un particular (subscriptio). Son numerosos en este periodo a partir de Adriano.
Pueden asimilarse a las constituciones los mandata, instrucciones dirigidas por el príncipe a los funcionarios, gobernadores de provincia, sobre cuestiones de administración, que contenían alguna vez reglas de derecho privado.
Es probable que la fuerza obligatoria de los edicta fuese desde luego limitada a la vida de su autor. A si es como frecuentemente los edictos de un príncipe fueron renovados por sus sucesores. Pero acabaron más tarde por conservar su autoridad, en tanto que no habían sido objeto de una revocación especial.
En cuanto a los decreta y a la rescrita, existían los que aplicaban simplemente el derecho existente y permanecían sin influencia sobre su desarrollo. Los demás no tenían más que un carácter personal, un efecto restringido a un caso particular: cuando otorgaban un favor o aplicaban una pena . solo podían tener fuerza de ley los que contenían reglas nuevas. Su extensión era general cuando tal había sido la voluntad del emperador; en tal caso, estaban publicados y fijados.
El emperador no redactaba solo las constituciones imperiales. Lo mismo que los magistrados, bajo la Republica, se rodeaban de jurisconsultos de quienes tomaban parecer, de igual modo el emperador tenía un consejo, que presidia, en su ausencia, el prefecto del pretorio, y que estaba compuesto de senadores y de caballeros, todos versados en la ciencia del Derecho. Los proyectos de leyes eran frecuentemente elaborados por este consejo; además, la influencia de las constituciones imperiales ha sido tal, que ellas, lo mismo en los más afortunados príncipes que en los más desgraciados, han contribuido al prog
reso del
Derecho.
[/justify]

Esbeydi L.G

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 22/09/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.